EL ALA ROTA. LAS HERIDAS DE NUESTRAS MADRES

 

Hace años que sabía que Antonio Altarriba (Bilbao.1952) planeaba contar la historia de su madre, tras haber rendido homenaje a su padre en la maravillosa novela gráfica “El arte de volar”, Premio Nacional del Cómic 2010. Por eso cuando “El ala rota, ilustrada de nuevo por Kim (Barcelona. 1941), cayó en mis manos no pude evitar devorarla.

 

 

 

PADRE

 

 Viñeta. “El Ala Rota”. Norma Editorial

 

 

El punto de partida, es de por sí, fascinante. ¿Es posible que no conozcamos la historia de nuestra propia madre? ¿Cómo puede ser que el autor de la novela nunca hubiese advertido que su madre tenía una minusvalía física en un brazo? ¿Y que su padre tampoco lo supiese? ¿Cómo se había apañado su madre para ocultar durante toda su vida una herida tan dolorosa, infringida por su propio padre nada más nacer?

 

 

 

 

ALBUM

 

Viñeta de “El Ala Rota”. Norma Editorial

 

 

 

 

Entramos aquí, en la esfera de los grandes secretos.  La historia de Petra es una historia de violencia, de desencuentro con los hombres y de desvalorización.  Su propio nombre hace referencia a su condición de ser inanimado.

 

 

“Petra… ¡Qué horror! He puesto a todos mis hijos nombres vegetales… Nombres que hablan de flores, de fertilidad, de belleza… Es una manera de sacarles del secarral en el que les ha tocado nacer… Y va usted y llama Petra a la pequeña… “

 

 

 

Nada más nacer, Petra sobrevivirá a la ira de su padre, sobrepasado por la trágica muerte de su mujer en el parto. La herida de Petra, ese brazo que nunca podrá desarrollarse con normalidad, será su seña de identidad.  Su proyecto sentido estará siempre relacionado con la culpa, por haber sido la causa de la muerte de su madre y del dolor nunca resuelto de su padre, incapaz de asumir una pérdida tan grande.

 

 

 

“Cuando nací mi madre murió en el parto. Y mi padre, que estaba muy enamorada de ella, me quiso matar”, cuenta Petra en un relato desprovisto de toda emoción.

 

 

 

 

partoViñeta. “El Ala Rota”. Norma Editorial

 

 

 

 

Petra representa a todas aquellas mujeres invisibles, resignadas y sumisas, que durante siglos asumieron sin cuestionar la autoridad de padres y maridos. La historia de Petra se estructura, a modo de flashback en cuatro capítulos, que llevan el nombre de un hombre que representa una figura de autoridad: Damián, el padre; Juan Bautista, el patrón, Antonio, el marido y Emilio, el amante. Sólo en el último capítulo, Petra conseguirá mantener una relación equilibrada con alguien del sexo opuesto, aunque bajo la mirada vigilante de las monjas del asilo en el que vive.

 

 

La novela gráfica hace un relato de los “usos amorosos de la posguerra española” y de las dificultades de nuestros padres y abuelos, para establecer una relación afectiva y sexual sana. Sus historias están marcadas, por ese discurso dominante de que el sexo está ligado a la procreación y de que existe además un débito conyugal, que debe de ser prestado por la mujer.  Muchas veces, la negativa a mantener relaciones sexuales en el tiempo y forma demandados por el varón,  justificaba la violencia física o sexual dentro del matrimonio o la búsqueda del sexo en otros lugares. Petra no será víctima de violencia por parte dde Antonio, pero si de una cierta desafección que autorizará a Antonio a buscar el sexo fuera de casa y la muerte de la relación, en un tiempo en que no existía el divorcio. 

 

 

 

La forma en que el autor cuenta la historia de amor de sus padres está desprovista de todo juicio. No hay buenos ni malos. Sólo las vidas de dos personas, que jugaron sus cartas como mejor supieron. El padre con sus grandes acciones, empujado por sus ideales y sueños de libertad y Petra, la madre, con vuelos discretos y cortos. Con “El Arte Volar” y “El Ala Rota”, Antonio Altarriba realiza un bello gesto de reconocimiento amoroso a quienes le dieron la Vida, tomando sus monedas, sin cuestionar la cantidad o la cualidad de las mismas.          

 

 

 

¿Qué sabes de la intrahistoria de las mujeres de tu familia?  ¿Alguna historia de violencia inconfesable? ¿Alguna herida hábilmente oculta? ¿Qué precio tuvieron que pagar por ser mujeres?

 

No hay Comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos.

Suscríbete
Si deseas tener noticias nuestras por correo electrónico...
Name
Email *