PREMIOS SON MULLER. UN MOMENTO INOLVIDABLE

 

El 11/12 es para mi una fecha muy especial. Coincide con el aniversario de nacimiento de mi hermano desconocido y también con la fecha en que Bisagras de Papel , vio la luz, por primera vez, en redes sociales.

 

Después vendría el blog, la creación de la web y mi alta como emprendedora, seis meses más tarde. De alguna manera, tengo dos fechas de aniversario en 11/12 y en 9/6. Esta segunda fecha no fue para nada buscada, sino que vino dada, por el momento personal y familiar, que estaba atravesando.  

 

Un 11/12 fue también el día en que se fallaron los Premios Son Muller, convocados por la Asociación de Mulleres Empresarias de Lugo. Dos días más tarde, en el  evento de entrega que tuvo lugar en O Vello Cárcere de Lugo, recibí con sorpresa el primero premio, de la categoría emprendedora.

 

 

 

 

 

No sé si podéis imaginar la emoción del momento. Cuando lo recogí estaba tan nerviosa, que non fui capaz de decirlo…

 

Así que aprovecho ahora para dar las gracias a dos Carlos: mi hermano desconocido y mi padre, a quienes siento muy cerca, a pesar de que ya no están. También doy las gracias a Maite, mi madre, a las abuelas Casilda y Julia, a las bisabuelas Elvira, Luisa, Antonia y Crisanta, y también a las tatarabuelas. Un enorme gracias a todas las mujeres de mi familia de sangre y corazón, que me inspiran y sostienen, en mi caminar por la vida. Y gracias, también, a todas las mujeres que conozco cada día en mis investigaciones. No os podéis hacer una idea, de su bravura y valentía. Y por último, a las mujeres que penaron por sus ideas en O Vello Cárcere de Lugo.  De alguna manera podía sentir, que estaban allí, mirando a través  de la celosía y disfrutando de nuestro momento de fiesta y celebración.

 

 

 

 

 

 

Fue muy especial compartir momento con las ganadoras. Y muy bonito, conocer a Esther Teijeiro, una mujer visionaria, para el mundo de la viticultura ecológica en Galicia. De alguna manera, tenerla a mi lado era como volver a estar con mi abuela Julia, con sus ojitos achinados y sabedora también, de lo que es andar por los bancales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo por mi parte seguiré contando pequeñas historias de mujeres anónimas. ¡Me encanta ser ginelogista!

 

 

      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.