ESCUCHA TU HISTORIA

GENEALOGÍA. EL ARTE DE LA ESCUCHA CONSCIENTE

Observad con atención esta fotografía. Este retrato del compositor lucense Arturo Vaquero, que cuelga del techo de las oficinas municipales de mi ciudad, me tiene totalmente hechizada.

 

 

El retrato forma parte de una serie realizada por el fotógrafo Xosé Reigosa en el año 2010, en el marco de la exposición «A Muralla Cohabitada» , comisariada por Luz Darriba.

 

 

Quizás os preguntéis qué tiene que ver esta fotografía con la genealogía.

 

 

Desde mi punto de vista, toda investigación genealógica debe ir acompañada de una observación atenta de lo que fue.  Y también de una pizca de escucha. 

 

 

¿Qué hay de verdad es todas esas historias que se cuentan en la familia? ¿Son reales o han sido cambiadas intencionadamente para adaptarse al escuchante? Mi experiencia me dice que las historias de familia son un poco como el juego del teléfono estropeado.  Son cuentos que van mudando, a medida que circulan de boca en boca. 

 

 

Las narraciones que llegan a nuestros oídos son muchas veces el fruto de cambios voluntarios o involuntarios que omiten, adornan y embellecen.  

 

 

Los cambios voluntarios están a veces relacionados con el deseo de blanquear o dulcificar una historia demasiado oscura o dolorosa.  Esto puede incluir silencios u omisiones, pero también eufemismos. Otras veces, esos cambios buscan engrandecer la historia. En este caso, las historias están plagadas de exageraciones que convierten a algunas personas en héroes y a otras en villanos o villanas. Por último, están las imprecisiones que tienen que ver con el olvido real.   

 

 

El resultado es una historia que, como ocurre con los cuentos tradición oral, que puede tener cientos de versiones. ¿Cuál será la buena?  

 

 

La genealogía es una invitación abierta a escuchar nuestra historia de familia , con oídos nuevos. Sería una experiencia auditiva , acompañada de mirada, presencia y corazón.

 

 

La investigación genealógica nos ayuda a redescubrir información que estaba oculta, a rebajar la heroicidad o la vileza de los personajes y a contextualizar. 

 

 

En definitiva, nos permite casi tocar con las puntas de nuestros dedos la versión original y genuina esas historias que se han transmitido, de generación en generación. 

 

 

 

¿Estás por fin preparado o preparada para una escucha consciente de lo que fue? ¿Estás dispuesta o dispuesto a dejarte sorprender por tu historia?

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.