PERRO

LA HUELLA NAPOLEONICA EN CASTRO CALDELAS

Cuenta la historia, que cuando las tropas napoleónicas se retiraron definitivamente de Galicia, en junio de 1809, incendiaron y arrasaron muchos de los lugares, por los que pasaban. Era una retirada, aderezada de venganza y rabia, por las bajas sufridas a manos de las partidas guerrilleras, organizadas a modo de resistencia, para combatir al invasor. Uno de los lugares que fue blanco de la ira de los franceses, fue Castro Caldelas, el pueblo natal de mi madre.

 

 

 

CASTRO CALDELAS

 

 

 

¿Por qué hablo de esto? Porque para mi sorpresa, en una de esas noches, en que mi madre, me contaba historias de cuando era niña, corroboré algo de lo que ya había oído hablar, muchas veces. Y ese algo, era que la huella de la invasión napoleónica en Galicia tiene nombre de perro.

 

 

 

 

Cuando Ney y Soult se retiran por completo de Galicia, en junio de 1809, los gallegos prácticamente se olvidarán de la guerra…

 

Todo lo que quedó de aquel sorprendente episodio, que precedió a Bailén y Borodino, fue un curioso atavismo: Nei y Sul (Ney y Soult), siguen siendo dos de los nombres de perro, más corrientes en el campo gallego”

 

Miguel Anxo Murado. “Otra idea de Galicia”. 2008. Ed. Debate

 

 

 

 

 

Nei era el nombre del perro, que todos los días acechaba a mi madre, para arrebatarle la preciada merienda, que llevaba en sus manos. El perro era gigante y seguro que tan fiero, como el mariscal francés, que participó en las campañas de Galicia y Portugal. Puedo visualizar claramente, a mi madre saliendo a la calle, en actitud de rendición, blandiendo su merienda, a modo de bandera de la paz. Nada que ver con la bravura de sus paisanas de Larouco, que ciento cincuenta años atrás, habían combatido, sin dudarlo, al enemigo.

 

 

Es evidente, que el trauma de la visita napoleónica, había quedado grabado en el imaginario colectivo de la zona. Y que el dueño del perro había considerado que Nei , era un nombre lo suficientemente intimidatorio, como para que nadie se acercase a él. Del mismo modo, en que los nombres de las personas han cambiado con el tiempo, también lo han hecho, los de los perros. Después, vendrían los Trosquis, Tarzanes, Tobis,  Truenos, Rintintines, Ringos, Rones, Moros, Adolfos, Charlis, Gaias y Taos. Desconozco si hay una estadística de nombres de perros, donde se pueda consultar cuantos Neis y Sules, existen. Sea como sea, hubo un perro que aterrorizaba a mi madre, cuando era niña y su nombre era Nei.

 

 

 

¿Qué sabes de la invasión napoleónica? ¿Cómo fue vivida por tu familia? ¿Alguna historia que contar? ¿Conoces o has conocido a algún perro, con nombre de mariscal francés?

No hay Comentarios

Deja un Comentario


*

Suscríbete
Si deseas tener noticias nuestras por correo electrónico...
Name
Email *