NICK CAVE. EL DOLOR DE DOLORESL

NICK CAVE. EL DOLOR DE PERDER A UN HIJO

 

En julio de 2015, la vida del artista australiano Nick Cave se vio sacudida por la muerte repentina de su hijo Arthur, de quince años.

 

 

Ya sé que, como dice Cathy Retzenbrinnk en “El arte de curar un corazón: una guía imperfecta para asimilar las pequeñas y grandes pérdidas de la vida” de Editorial Paidós, es inútil imponer una jerarquía al dolor.

 

 

Comparto con ella, la idea que no hay dolores más grandes que otros y que todos merecen ser escuchados. Aún así, la muerte de un hijo o hija, entra para mí en la categoría de antinatural y el dolor por esta pérdida en la de dolor de dolores.    

 

 

Como era de esperar, la experiencia personal de esta pérdida ha estado gravitando, en los últimos años, sobre la obra de Nick Cave. 

 

 

En su blog «The Red Hand Files», por ejemplo, abundan las preguntas de personas que han perdido a un ser querido o los agradecimientos de público que ha encontrado alivio en su música. Y también respuestas de Nick Cave, en las que cuenta lo que ha sido y está siendo el duelo para él y su mujer, Susie.  

 

 

Como esta que describe: “el duelo como una revelación, de que no tenemos control sobre los eventos» o aquella que habla de la importancia de compartir el dolor, «ya que parece que miremos a donde miremos, hay personas en busca de sentido y de capacidad de asombro».

 

 

En sus dos últimos álbumes “Skeleton Tree” (2016) o «Ghosteen» (2019) también está muy presente esta ausencia. Aunque hay una diferencia, provocada por la distancia de tres años de digestión de lo indigerible. «Ghosteen» es un album luminoso que juega con la idea de los hilos invisibles, que traspasan el tiempo y el espacio. ¡Y con los mensajes que llegan, desde el otro lado! 

 

 

Es difícil para mi elegir una canción para ilustrar este momento creativo.

 

 

Una posible elección sería esta interpretación de «Galleon Ship». La canción se ha incluído en el espectáculo «Idiot Prayer: Nick Cave Alone», que se transmitió en streaming en julio y que llega ahora a los cines.  ¿Qué canción elegirías tú?    ¿Te quedarías acaso con la versión del disco de Ghosteen?  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.