MEMORIA E PNL. O XARDIN DO LABIRINTO

PNL Y MEMORIA. EL JARDÍN DEL LABERINTO

 

¿Os gusta la foto que ilustra este post? Soy yo, este otoño. Estaba en jardín de la casa de la escritora canadiense Laura Dennet, muy cerca de Pedrafita do Cebreiro, en el Camino de Santiago, a su entrada por Galicia.

 

 

Este jardín está integrado en red mundial Quiet Garden Movement, que busca crear espacios naturales abiertos al silencio, la oración y el descanso. En resumen, lugares para estar en ti. Uno de los elementos más característicos de este jardín es su laberinto,  reproducción exacta de otro en la catedral de Chartres. ¡Once círculos concéntricos para una mujer nacida un once!. ¡Bonita casualidad!

 

 

Cuando observo esta imagen, se me a viene a la cabeza un taller de Lego Serious Play que organicé hace poquito. En él, invitaba a las participantes a elegir tres momentos del año, que ellas consideraban especiales. Si yo tuviese que hacer lo mismo, ese día en el jardín del laberinto sería uno de los elegidos. Se llamaría, mi momento Plum Village.

 

 

Así que cierro los ojos y recuerdo … Estoy sentada en un banco del jardincito, mirando los montañas. Siento la caricia del sol en mi rostro y el aroma a lavanda, que va y viene, empujado por el aire. En mis tripas, hay un algo de “resfeber”, ese torbellino de emociones, que precede a cualquier viaje.  

 

 

Estoy ahora en la entrada del laberinto. ¡Preparada, lista y ya! Camino lentamente, acompañada por la mirada curiosa de un vecino, desde la cancilla. Siento el suelo mullido como una alfombra bajo mis pies y cosquillitas en mis tobillos, en contacto con los arbustos. Continúo hasta que llego al centro. Desando el camino. En mi pecho, siento olas de gratitud hacia esa mujer extranjera, que ha elegido este lugar del planeta para diseñar su jardín.   

 

 

Si leéis el texto con atención, descubriréis que mi memoria es selectiva. Mis palabras hablan principalmente de sensaciones. Así que, a los ojos de la PNL, mi sistema representacional es un 90 % kinestésico.

 

 

La PNL divide los sistemas representacionales en tres: visual, auditivo o kinestésico. Probad ahora a pensar en personas de vuestra familia. ¿Cuál es el principal sentido que utilizan, cuando hablan de sus recuerdos? ¿Son más de recordar imágenes, sonidos o sensaciones?  

 

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.