EL SANTORAL. UNA FUENTE INAGOTABLE DE NOMBRES

¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene tu nombre?  En otros tiempos, era habitual llevar el nombre del patrono del lugar. Hay Lanzadas en O Grove, Caminos en León, Nieves e O Cebreiro, Froilanes en Lugo, Roques en el Morrazo, Lucas en Mondoñedo y me pregunto si habrá muchos Rosendos en Celanova. También era habitual en otros tiempos, poner el nombre tomando como referencia el santo o santa del día del nacimiento. Mi hermana se llama Luisa no sólo en honor a su bisabuela, sino porque nació el día de San Luis Gonzaga. Una feliz casualidad que hizo que mi madre, optase sin dudarlo por ponerle Luisa. Sé de alguien a quien llamaron Dolores por haber nacido un Viernes de Dolores. Otras muchas veces el nombre no hacía referencia al santoral, sino a la memoria de algún familiar vivo o fallecido o de los padrinos.    

 

Romaria Lanzada

 

Romería Nuestra Señora de la Lanzada. Francisco Zagala. S.XIX

 

Había nombres que no contaban con esas referencias familiares o religiosas. Mi primer nombre María, es un homenaje claro a mi tía abuela María. Mi segundo nombre (H) Elena es nuevo en la familia y no está ligado a la santa del día de mi nacimiento. Me encanta la idea de no tener ningún condicionantes o barreras que me limiten. Nací  moderna y libre en mi familia, ya que mi madre me puso el nombre, dice, porque le gustaba sin más. 

 

 

 

O Sorriso do Daniel

 

Calendario del Románico Gallego. 2016. O Sorriso do Daniel 

 

¿Libre y sin condicionantes? Hace unos días, decidí consultar el santoral y miré en el calendario que publica cada año la Asociación O Sorriso do Daniel que cuelga en la pared de mi salón. El día que nací yo, está dedicado a Santa Auria, una eremita que vivió en San Millán de la Cogolla y que consagró su vida a la oración y al dolor autoinflingido, como única vía para la iluminación. Sorprendentemente, Auria rima con los Aurentinos, Aurelios y Aurelias de mi familia. Reconozco en mi una cierta tendencia a la soledad y al masoquismo. Pero, también celebro estar vinculada por la santa del día de mi nacimiento, a mi abuelo Aurentino, ya que había promesas de progreso y modernidad en su nombre. Los Aurelios y Aurelias son, por el contrario, personajes misteriosos, desterrados y oscuros, de los que apenas tengo información. 

 

 

 

 

¿Conoces la historia de tu nombre? ¿Sabes a qué santo o santa está consagrado el día en que naciste? ¿Está tu nombre claramente libre de cualquier connotación religiosa o familiar? 

 

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Suscríbete
Si deseas tener noticias nuestras por correo electrónico...