SEIQUE. LAS HERIDAS DEL SILENCIO

En el transgeneracional, dicen que hay profesiones que reparan. Muchas veces, no elegimos libremente. Así, una costurera que une con hilo y aguja, trozos de tela para hacer un todo, estaría cosiendo inconscientemente trozos de piel.  Su misión sería la de sanar viejas heridas, producidas por situaciones dramáticas que hubo en la familia.  

 

 

Eso es lo que hace Susana Sánchez Aríns en Seique. En esta obra, hecha de retazos  construye un genograma o mapa familiar en el que identifica desgracias, enfermedades y traumas familiares. Y lo hace como cualquier investigadora, reuniendo historias y testimonios familiares , escuchando en sus silencios, reinterpretando sus recuerdos infantiles y desempolvando fotos antiguas escondidas en los cajones. Una de esas fotos es esa que aparece reproducida en la portada del libro, dominada por la presencia inquietante del tío Manuel, una oveja negra vestida de blanco.

 

 

 

 

 

capa seique

 

 Seique. Susana Sánchez Aríns. A Traves Editora. 2015

 

 

 

 

¿Quien era realmente ese tío Manuel? Seique es un proceso de indagación de una sobrina nieta, sobre la verdad de su tío Manuel García Sampayo. Según la autora, su tío Manuel era “un fascista tan sin importancia, que ni siquiera aparece en los archivos”. En  sus  pesquisas, visita los lugares donde se custodian los fondos documentales, pregunta a historiadores especializados en memoria histórica, navega en internet y consulta en los periódicos del momento. A pesar de todo este esfuerzo, su tío aparece como un fantasma desdibujado, en medio de tanto silencio.   

 

 

 

 

“La lei do silencio o omertá es un código de honor siciliano, que prohíbe informar sobre las actividades delictivas, por ser consideradas asuntos que incumben a la familia”

Wikipedia  

 

 

 

 

Seique es intrahistoria en estado puro. Una historia de sueños rotos, por la irrupción de la violencia cotidiana en la vida de las personas, por causa de la guerra e la posguerra.  En Seique, se habla también de la vergüenza y la culpa que se experimenta, por haber tenido en la familia a victimarios como el tío Manuel, ese fantoche especializado en paseos y sacas y útil sembrador de miedo.

 

 

 

“Se foi assim de mau con a mãe e o pai, como seria com os de fora”

Seique. Susana Sánchez Aríns

 

 

 

 

Seique invita a reflexionar sobre la transmisión transgeneracional del trauma.  ¿Qué podemos hacer con todas experiencias vividas por las personas que nos precedieron y no contadas? ¿Qué hacer con el miedo, la vergüenza y la culpa, inoculadas en el alma familiar? Susana Sánchez Aríns no solo cose para reparar viejas heridas familiares, también lava con valentía los trapos sucios en público y escribe sobre la historia de violencia de su tío Manuel y sus víctimas, en un poderoso acto simbólico de “reconocer lo que fue” y de “abrazar e incluir lo innombrable”.  

 

 

 

 

 

¿Qué cuentos te contaron de la guerra e de la posguerra? ¿Cómo vivieron este momento las mujeres de tu familia? ¿Hubo grandes pérdidas o ganancias familiares, por causa de la guerra o la posguerra? ¿Hubo ovejas negras de las que no se habla por su condición de víctimas o victimarios? ¿Qué sabes da intrahistoria da túa familia?      

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Suscríbete
Si deseas tener noticias nuestras por correo electrónico...