STROMAE. CANCIÓN PARA UN PADRE AUSENTE


 

Recuerdo perfectamente, ese día de junio, en que desayuné escuchando Papa Outai de Stromae. Esta canción era un grito desesperado por ese padre, que había desaparecido sin avisar, de un día para otro. Ahora que ya se ha ido, sé que está presente en cada célula de mi cuerpo, en los lunares y pecas que poco a poco van cubriendo mi piel y en cada uno mis gestos y movimientos. Gracias a él y con él bailo la Vida. A veces con rabia y otras veces felizmente acompañada y sostenida. 

 

 

 

 

¿Tú también has sentido o sientes la ausencia de tu padre? ¿Alguna vez te has mirado al espejo, preguntándote que hay de él en ti?    

No hay Comentarios

Deja un Comentario

*

Suscríbete
Si deseas tener noticias nuestras por correo electrónico...